pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-29

En vacaciones tocan reformas con Leroy Merlin

Me encantaría colgar el cartel de cerrado por vacaciones pero este trabajo, aunque me permita unos días de descanso, tiene pocas horas de vacaciones. Estos días de verano hemos aprovechado para hacer reformas en la casa nueva. Una de las cosas que más ilusión me hacía desde hace años era tener una pared de ladrillo blanco ¿Pero cómo? ¿Qué productos podría encontrar así en el mercado? ¿Necesitaría contratar a alguien para instalarla? Leroy Merlin me dio la respuesta. Encontré en su web estos paneles de poliuretano aislante y decorativos con acabado imitación ladrillo viejo en color blanco, válido tanto para interior como exterior. Ligero y de fácil colocación. Os he hecho un vídeo explicativo que podéis ver más abajo. Seguid leyendo para descubrirlo.

Primero, os preguntaréis cuántas personas hacen falta para colocar un panel así. Yo había visto tutoriales en Youtube con un solo montador. Nosotros fuimos dos, aunque también participaron más personas ayudándonos en la pintura final porque estábamos preparando las maletas de las vacaciones. Dos personas es definitivamente lo que yo recomiendo. Veréis por qué.

Primero tenéis que calcular el número de metros de vuestra pared. Cada caja trae 1,10 m2 que se encajan perfectamente. Venían unos tres paneles por caja. A nosotros nos hicieron falta 5 cajas y sobró material, es inevitable porque tenéis que encajar los paneles en las esquinas y para ello cortarlos. Ese es el primer paso. Con un lápiz o rotulador trazar una línea y cortar el panel recto para encajar en la esquina de la pared. Aquí necesitaréis una sierra de calar como os muestro en el vídeo. Tened cuidado al cortarlo que no se os rompa. De cualquier manera luego vais a poder reparar los ladrillos pegándolos y pintándolo si se os rompiera alguno, así que no os preocupéis pero sed cuidadosas.

El siguiente paso es aplicar el adhesivo que os muestro en el vídeo. Para ello debéis haceros con una pistola, ya que es mucho más fácil de repartir así. Colocáis el panel con el adhesivo en la pared y empujáis para que se fije bien. Nosotros preferimos taladrar le panel y la pared para colocar tornillos de sujeción.

Antes de colocar el segundo panel podéis rellenar con masilla el perímetro o colocar y rellenar encima. La masilla os recomiendo la busquéis de un color similar al panel que vais a colocar. Por ejemplo, nuestros ladrillos eran blancos y la masilla marrón. Así que luego tuvimos que dar encima un par de manos de pintura blanca para que no se diferenciara la junta.

El encaje entre paneles se hace de forma sencilla y si habéis puesto masilla debéis apretar hasta que se desborde. Luego ya taparéis con más masilla estas juntas y los tornillos que sujetan los ladrillos a la pared.

Para retocar imperfecciones y juntas utilizamos pintura de la misma marca de los paneles decorativos: Bricopol, pero no tuvimos suficiente y al final decidimos comprar pintura blanca y dar una mamo a toda la pared para asegurarnos que se veía de un único tono. Ha quedado genial. Frente a ella pondremos un aparador y la mesa central del comedor. Nos encanta. Ha sido mucho más fácil de lo que nos pensábamos y lo hemos pasado muy bien haciéndolo. ¿Quién iba a decirnos que éramos tan manitas?

pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-22pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-21
pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-20pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-16pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-23pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-25
pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-27pared-ladrillo-viejo-LeroyMerlin-15

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Decoración, Mamás blogueras, Review de productos
Post anterior Post siguiente

Déjame un comentario, me encanta leerlos