cambiador-de-bebes-sofalange-de-lilikim-bb-grenadine-6

Cambiador de bebés Sofalange de Lilikim

El cambiador del bebé fue de lo primero que compré al quedarme embarazada tanto de Jorge como de Valentina. Recuerdo buscar el cambiador y la funda protectora a juego con el textil de la habitación. Los utilicé muchísimo hasta más allá de quitarles el pañal. Me resultaba muy cómodo vestirlos allí después del baño, ponerles las cremitas, darles masajes… En las ferias de puericultura que visito estoy descubriendo mucha innovación en este tipo de producto. Estoy convencida que hay madres que cambian a sus hijos en su cama, pero si lo hacéis en su habitación o en el baño os irá de maravilla el cambiador Sofalange de la marca Lilikim. Este lo he descubierto en BBGrenadine que es su distribuidor en España. Os lo presento aquí por su curioso e inédito diseño. Gracias a su inclinación a nivel de la cabeza limita el reflujo del bebé y hace que no mire el techo, sino a sus padres. Este contacto visual tranquiliza al niño o niña durante el cambio del pañal y permite una mayor interacción. Aquí os cuento más.

cambiador-de-bebes-sofalange-de-lilikim-bb-grenadine-5

Hay niños que se dejan cambiar el pañal sin problemas pero para otros es un drama ¿Os habéis preguntado alguna vez si están cómodos? Yo desde luego no. Pero con los años y la experiencia me propuse probar si en esa posición yo podría estarlo. La respuesta era claramente no. Imaginad la cabeza sin cojín, ni ninguna elevación, mirando hacia el aburrido techo mientras alguien te limpia con un líquido frío (ya sea agua o el de las toallitas) y se pasa el rato probándote modelitos. Sentiros un momento como un bebé. Si tienes regurgitaciones es fácil que lances una bocanada de leche, pero es que así tumbada te la vas a tragar. Para mirar a papá y a mamá tienes que bajar los ojos ¡Qué dolor! ¿Se le ha ocurrido a alguien diseñar un cambiador con alguna inclinación en la cabeza? Pues sí, menos mal, a la marca Lilikim.

El cambiador ergonómico Sofalange ha sido creado para garantizar el bienestar de los niños hasta que dejan el pañal. Además de esta inclinación que limita el reflujo del bebé (e incluso facilita la respiración cuando están resfriaditos) veréis que tiene los laterales más elevados a fin de mantener al niño de manera óptima y reducir el riesgo de caídas accidentales. Nunca debéis dejar a un niño solo en un cambiador pero si el diseño de los productos de puericultura contribuyen cada día más a la seguridad infantil ¡viva la innovación!

El cambiador Sofalange se vende con una funda protectora resistente al agua y antibacterias. Lo tenéis en BBGrenadine a 49,95 euros. También tenéis una funda adicional 100% algodón orgánico en esta tienda online. Las dimensiones de este producto son 74x45x19 cm y está fabricado en Europa.

Y ahora me atrevo a dar algunos consejos para cambiar al bebé. Si sois para padres novatos quizá os interesen:
1. Aseguraos que todos los utensilios que necesitáis os quedan cerca cada vez que tengáis que cambiar un pañal. Me refiero a las toallitas o a la palangana con agua y jabón (os recomiendo este sistema más económico, higiénico y natural), a los pañales, a la crema y los bodies o mudas de recambio.
2. Antes de empezar lava y seca bien tus manos. Yo incluso las calentaba en un calefactor porque no hay nada más incómodo que te toquen con la manos heladas.
3. El cambiador también tiene que estar calentito para colocar a vuestro bebé. Evitar esos plásticos fríos que se pegan al cuerpo. Pensad si a vosotros os gustaría. Es preferible que siempre coloquéis una toalla de algodón, tanto para secar como para que el pequeño esté confortable y caliente.
4. Limpia siempre de delante hacia atrás, sobre todo si es una niña, para evitar infecciones.
5. Seca bien los pliegues para que no aparezcan hongos.
6. Un truquillo: los cierres adhesivos del pañal deberás ponerlos bajo las nalgas. Os puede parecer una tontería pero estoy segura que no he sido la única que ha puesto un pañal al revés y a la hora de pegarlo se ha dado cuenta.
7. Los niños suelen regarte mientras los cambias, así que es bueno tener otro pañal a mano para contener el regadío. La herida del ombligo debe cicatrizar bien, así que si tienes niño mejor será que al cambiarle evites que se moje ahí.

Con Jorge jamás tuve problemas, era un niño muy tranquilo. Solo de vez en cuando me regaba. Valentina, sin embargo, odiaba el momento del cambiador. Quizás se sentía incómoda en el que tenía. Creo que el Sofalange nos habría venido muy bien. Mi secreto para relajarla entonces era ponerle sonidos de ballenas, de olas del mar o de las hojas del bosque en primavera. No los buscaba por la radio ni por Spotify, tenía un muñeco que encendía en cada cambio de pañal y emitía todos ellos. Os animo a probarlo también. Y si tenéis más consejos podéis dejarlos en los comentarios para el resto de mamás y papás que leen este blog. Gracias.

cambiador-de-bebes-sofalange-de-lilikim-bb-grenadine-7cambiador-de-bebes-sofalange-de-lilikim-bb-grenadine-8cambiador-de-bebes-sofalange-de-lilikim-bb-grenadine-2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Canastilla del bebé, Habitación para bebés, Productos para bebés, Puericultura, Recién nacido
Post anterior Post siguiente

1 comentario

  • Respuesta Laura 30/03/2017 at 10:59

    La ventaja de las bañeras bebé es que lo tienes toda en una misma estructura y sin necesidad de desplazarte por la habitación en busca del objeto perdido. Fue lo primero que nos dijeron en 1000Bebés cuando lo fuimos a comprar y la verdad que razón no les faltaba. Estamos muy satisfechos con la compra.

  • Déjame un comentario, me encanta leerlos