Browsing Tag

sacaleches

biberones-anticolicos-de-bebe-due-medic-blogmodabebe-4

Biberones anticólicos de Bebé Due Medic

Nunca se me ocurriría decir que soy experta en nada pero si hay dos cosas de las que se poco es de biberones y cólicos. De esta manera os invito desde ya a participar en los comentarios de este post explicando vuestra experiencia. El bebé de una de mis mejores amigas tuvo cólicos desde que nació. Lo pasaron fatal. Ella sí que se hizo una experta en biberones y me hablaba sobre ellos. En mi afán de ayudarla me informé un montón. Hoy os presento aquí los de Bebé Due Medic que reducen considerablemente el riesgo de cólicos. Tuve la suerte de que mis dos hijos nunca los tuvieron y además ambos se han alimentado (y aún se alimentan) con leche materna. Sin embargo, con el primero sí que tuve que llenar muchos biberones. Me extraía cada día la leche antes de ir a trabajar y se los dejaba en la nevera para que se los diera su abuela. Bebé Due es una de las compañías de puericultura más comprometida con la lactancia materna. Cuando los conocí estuvimos bastante rato charlando de este tema. Ellos han editado su propia guía que os podéis descargar aquí con el Hospital Materno Infantil Sant Joan de Déu. Son un referente en el apoyo a las madres y a los bebés. Si seguís leyendo este post además de conocer toda la extensa gama de Bebé Due Medic vais a tener consejos para la extracción. Seguir Leyendo

Productos para bebés, Puericultura, Review de productos
Sacaleches_swing_Medela_Lactancia materna

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Nunca me planteé dar la teta ni ser lactivista. Cuando nació mi hijo, mi hermana que fue mi ginecóloga y partera me lo puso rápidamente en el pecho. Se agarró como un descosido y empezó a apretarlo suavemente. Era y es una sensación maravillosa. De esto hace ya 3 años y 9 meses y ahí sigue, chupa que te chupa. Es la experiencia más apasionante que he vivido unida a la maternidad. Y más teniendo en cuenta el beneficio que para ambos ha supuesto la lactancia materna. Hemos viajado por todo el mundo desde que era bebé y siempre llevaba su comida caliente y preparada. Es un niño sano, cariñoso y feliz. Por eso apoyo la lactancia materna, porque además de mi fabulosa experiencia, ésta permite salvar vidas en todo el mundo, mejorando la salud de los bebés, aportándoles todos los nutrientes que necesitan. Hoy, día 1 de agosto, empieza la Semana Mundial Lactancia y por eso he querido escribir este artículo, dejando claro que respeto todas las opciones y decisiones de cualquier mamá, tan sólo queriendo compartir con vosotras mi experiencia y de paso dando algún consejo a las mamás que empezáis en este fabuloso mundo de la teta.

Yo me incorporé al trabajo después de las 16 semanas de baja maternal. Antes de ir a la oficina daba a mi bebé su ración de teta. Reduje el horario laboral y al salir volvía a darle. Como al principio tienen mucha necesidad de leche materna durante la mañana bebía la leche que yo me sacaba con un sacaleches (luego os doy unas recomendaciones ya que probé de todo tipo). Durante las tardes seguía mamando a demanda y cuando dormía yo aprovechaba y llenaba biberones de leche que guardaba en la nevera o congelaba para que siempre tuviera sus tomas cuando yo estaba trabajando.

Mi trabajo implicaba viajar, así que siempre iba con una gran maleta en la que no iba mi ropa sino una nevera portátil para poder extraerme la leche en los hoteles, guardarla en los minibares y luego, transportarla hacia casa. Para poder coordinarme en la extracción madrugaba por las mañanas, mientras mi bebé dormía y no demandaba leche, era la hora de máxima producción, también cuando hacía la siesta. Siempre había leche para él en la teta y fuera de la teta. No os creáis eso de que no producís los suficiente. El cuerpo humano es tan inteligente que crea todo lo que nuestros hijos necesitan.

Al principio me costó llenar una botella, sacaba poquísimo del sacaleches y me deseperaba. Es un tema de práctica. Luego ya iba sólo y tenía una producción que ni la Central Lechera Asturiana. Me sentía la vaca más feliz del mundo. Cuando mi hijo empezó, a los seis meses, a tomar otros alimentos la necesidad fue disminuyendo, luego al año, luego a los dos años… Con dos años y medio, por un tema médico estuve dos meses casi sin darle el pecho. Se lo retiré y lo asumió. Cuando me curé volvió a pedirlo, le dije que sí y al empezar a succionar comenzó a funcionar de nuevo. Así llevamos 3 años y 9 meses. Paso olímpicamente de dar explicaciones a nadie. Al principio era un contínuo. Estoy tan feliz y convencida de mi decisión que no tengo ningún agobio al respecto por nada ni por nadie. Cuando él quiera dejar de mamar lo dejará. Yo no tengo ninguna prisa.

Hace poco la marca Medela me hizo llegar información sobre el 7º Symposium Internacional de Lactancia Materna que organizaron en Viena (Austria). En él importantes profesionales hablaron sobre las más recientes novedades de investigación acerca del valor de la leche humana. Por ejemplo, explicaron que las células madres embrionarias encontradas en la leche materna pueden ser dirigidas a otros tipos de células del cuerpo humano. Aquí tenéis más información colgada en la web de Medela.

Os hablo de esta marca porque después de probar otras en el mercado y de quemar dos sacaleches eléctricos, no os diré de que firma, llegué a Medela y me salvó. Su modelo Swing, que práctimente no hace ruido e imita el suave movimiento del lactante me ha durado todos estos años y espero me sirva para mi próximo bebé.

Aquí os dejo más enlaces de interés de la OMS, Organización Mundial de la Salud, sobre lactancia materna, para todas las que os adentráis en este maravilloso mundo:

- Fomento de una alimentación adecuada del lactante y del niño pequeño
Más información sobre la lactancia materna o natural 
La lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses es lo mejor para todos los niños

Moda infantil

Okiedog, bolso especial para sacaleches

Para las mamás que damos el pecho y tenemos que llevar una bolsa maternal más otra para el sacaleches, más la neverita para los botes, la marca alemana Okiedog ha desarrollado junto a Medela (empresa que fabrica y comercializa productos de ayuda a la lactancia) un bolso especial con compartimentos para todo ello. Todo en uno.

Me ha parecido una gran idea porque no es un bolso especialmente grande pero sí perfectamente diseñado para contenerlo todo. Por ejemplo, la neverita cabe perfectamente en un compartimento de la bolsa y tiene capacidad para hasta cuatro botellitas de leche. Yo desde luego no conocía nada igual. Si soléis viajar con el sacaleches este tipo de bolsas os aligerarán el equipaje.

Okiedog es una marca germana de diseñadores e ingenieros, todos ellos papás. Una empresa pequeña e independiente que cuida sus productos. Si queréis saber más de ellos podéis contactarles al mail de atención al cliente: cs@okiedog.com o visitar su web.

Moda infantil