Browsing Tag

Stephan Fuetterer

¿Los bloggers somos influyentes?

Sobre influenciadores en la red

Podríamos responder SÍ. De hecho nos encantaría responder SÍ, pero quien de verdad debiera responder a esta pregunta no somos nosotros solos sino las propias marcas (las animo a hacerlo en los comentarios) y los lectores (también les animo). Hay muchos estudios y datos que parecen indicar que todo lo que decimos, todo lo que recomendamos va a misa pero ¿Cómo marcamos nuestra capacidad de influencia? Anoche me quedé reflexionando sobre esta cuestión después de leer la nota de prensa que recibí sobre la Madrid Woman’s Week. Estamos en la IV Semana Internacional de la Mujer y con motivo de ello se ha organizado la jornada “Las influyentes 2.0″ a la que me hubiera encantado asistir. ¿Queréis saber lo que opino?

En primer lugar, opino que no hay influyentes que no sean expertos. Mirad, si alguien lleva años dedicándose a una materia al final se convierte en tal, conoce a todo el mundo, se entera de lo que pasa y averigua hasta el off the record, que es todo aquello que nos explican para que entendamos las cosas pero que no podemos contar y que suele ser lo más interesante.

La experiencia no se logra de la noche a la mañana. Son años de madurez personal y profesional. Eso los lectores al final lo perciben y por ello confían y te siguen. ¿A quién voy a ir yo a informarme sobre temas de belleza? Pues os aseguro que a una o dos bloggers que para mi son creíbles, auténticas, honradas y sinceras y cuyos consejos me ayudarán a tomar mis decisiones. Y aunque las lea y no les deje un comentario, en ese momento, son mi punto de referencia.

¿Cómo eres consciente de que eres influyente? Cuando más allá de los comentarios del blog (que muchos no utilizan), Facebook, etc. los lectores te envían correos privados preguntándote por todo antes de tomar una decisión. Esto es algo a lo que dedicamos muchísimo tiempo y no queda reflejado en ninguna parte, más allá de nuestra bandeja de entrada y salida. Es muy gratificante hacerlo, aunque a veces implica buscar información para proporcionarla y eso es tiempo, tiempo y tiempo. Algunos amigos me han llegado a decir que parecemos un servicio público. Pero la gente te lo agradece, aunque no os lo creáis, es un agradecimiento a largo plazo, te apoya cuando lo necesitas, a mi me lo han demostrado en la última semana con el JamonGate. Es en esta fidelización, confianza y especialización que construyes la relación.

Porque esa son otras de las claves del éxito: las relaciones y la especialización. Las relaciones se afianzan cuando sales de la pantalla, cuando te encuentras con tus lectoras en un evento, te vas a comer con una marca o a cenar con otras bloggers como tú. Cuando colaboras en proyectos comunes. Cuando te ponen cara, voz, carácter, cuando dejas de ser leída para ser percibida.

Y la especialización. “Hay que ser muy friki”, como decía ayer Stephan Fuetterer, director general de Best Relations, en la mesa redonda sobre ‘influencers’ de la Madrid Woman’s Week . Hay que estar muy, muy especializado en algo. Sandra Valdivia, socia directora de Artelier Comunicación que moderó este panel de expertos, decía “coherencia, responsabilidad y conocimientos” son las bases para generar influencia en la red 2.0. Ella lo sabe mejor que nadie. Sandra es una de las mayores expertas en comunicación que yo conozco. Y lo ha conseguido tras muchos años de esfuerzo, de relaciones, de coherencia y de responsabilidad. Tuve la suerte de trabajar con ella y era un aprendizaje continuo. Eso solo lo da la madurez y las horas de dedicación.

Y vuelvo al inicio de mis reflexiones ¿cómo ayudamos a las marcas con nuestras recomendaciones? Sé de muchas blogueras que tienen claro que escriben por y para sus lectores y no quieren interactuar con marcas. Otras (el 92% por ciento según un estudio de Somos Blogueras) nos apoyamos en las empresas para crear nuestro contenido. Un contenido que siempre tiene que ser original y de valor para el lector ¿Pero qué es valor para el que te lee? Pues la sinceridad, explicar las cosas claras, la empatía (que te sientan cercano y que se pongan en tu piel o viceversa), la honestidad e incluso la cuestión aspiracional (quiero tener eso, voy a hacerlo así, me siento así, quiero ser así).

El otro día me decía una amiga que está embarazada: sigo todo lo que cuentas, miro tus recomendaciones antes de decidirme, si tengo dudas te llamo y me gusta todo lo que publicas. Vale, era una amiga, pero, sin pedírselo, me dejó clara la definición de ‘influencer’. El último Technorati Media Report de 2013 aseguraba que el 86% de los influenciadores en la red somos bloggers. Y para cerrar estas reflexiones os dejo lo que dijo Beatriz García, directora de contenidos digitales de SModa, en esta mesa redonda: “la capacidad de influencia no se mide a través de la cuantificación de los seguidores, sino mediante las personas que te siguen porque realmente se sienten identificados con lo que haces”.

Eventos, Tendencias moda