Browsing Tag

grobag

Sacos y pijamas mantas para nuestros bebés

En blogmodabebe ya os hemos hablado de los sacos de dormir para los duros meses de invierno. Son un buen sistema para que nuestros niños estén calentitos en sus cunas sin peligro a que se destapen. Eso sí hay que ir controlando la temperatura de la habitación, no sea que nos pasemos y se nos achicharren.

De saquitos y los llamados ‘pijamas manta’ hay de muchas marcas y calidades. Yo acabo de comprar uno en color cacao de la marca Baby Boum. Es una mezcla entre saco y pijama manta polar. Se abre con una práctica cremallera y se puede hacer saco o dejar que los más mayorcitos introduzcan sus piernas para poder estar más cómodos (e incluso para llevarlo en el cochecito). Me gustó porque también tiene mangas extraíbles con cremallera. Baby Boum es una marca belga con muchos años de experiencia y con prendas de alta calidad pensadas para conseguir la máxima comodidad del niño.

El resto de sacos suelen ser sin mangas. Los hay de Imaginarium (sobre los 40 euros) que también pueden hacerse pijama y son reversibles (en rosa para niña y azul para niño); de Ikea a 10 euros el más barato pero hasta los 6 meses;  de Mothercare a unos 37 euros y en varios colores. Y, como no, los de Grobag, la marca británica de la que ya os había hablado el año pasado en blogmodabebe que utiliza diferentes grosores en función de la gradación de la estancia en la que duerme el bebé (por ejemplo 2,5 para 16-20°C o 1,0 ideal para 20 a 24 °C), tienen tallas hasta los 6 años. Para todos los gustos y los bolsillos.

Moda infantil

Mucho más que un saco de dormir


Cuando nació mi bebé me regalaron un saco de la marca Grobag, fue todo un descubrimiento. El saquito, además de tener un estampado precioso y un tejido confortable, permitía a mi pequeño moverse con total libertad en su cunita sin destaparse ni resfriarse. El grosor como se trataba de los meses de invierno era de 2,5 (para 16-20°C).

Esta primavera-verano voy a ser yo quién siga confiando en Grobag, ya que el resultado ha sido buenísimo. Es un gusto abrazar a tu bebé por las noches enfundado en este saco, no se destapa, duerme muy relajado y es fácil de lavar y secar en la secadora, sin estropearse el tejido.

Tienen multitud de estampados y grosores según la temperatura ambiente donde el pequeño vaya a dormir. Por ejemplo, ahora utilizaré uno de 1,0 ideal para 20 a 24 °C. Hay tallas hasta los 6 años. Puedes encontrarlos en diferentes puntos de venta de puericultura y los precios varían según el distribuidor pero rondan los 35-45 euros.

Moda infantil